7.3.05

Así nacen los sueños

El hombre soñado se debatió entre la furia y el miedo. “No es justo –meditó- no poder tener consistencia real, como los demás.” En silencio se abrazó a su dolor, y apretó los dientes, grandes y afilados colmillos como sólo pueden ser los de los hombres soñados.
“Pero, ya que soy un hombre soñado -pensó-, trataré de sacar provecho de ello.” Así pues, extinguió de su interior el miedo, y persiguió a su hacedor como sólo saben hacer las pesadillas.

[Continuar leyendo...]
Otro día, estando el hombre soñado sentado en su hogar, que no era otro que un agujero en la piedra desnuda, se rascó éste la mandíbula con sus larguísimas uñas de hombre soñado y, pensativo, tomó una decisión aún peor: “Ya que soy un hombre soñado –se dijo-, no sentiré pena ni lástima alguna por nadie que no sea yo.” Y, tomando esta resolución, dejó de querer a todo lo demás, y así comenzó a odiar el mundo. Volvió a rascarse la piel, esa piel verde y escamosa que sólo tienen los hombres soñados, y rugió entonces, lleno de ira. Persiguió desde ese momento a unos y a otros: a valientes y cobardes, a grandes y a pequeños, y se divirtió en extremo con esto, sembrando el desorden por doquier.
Pero llegó la hora en la que el hombre soñado entendió al fin quien era, y entonces, viéndose enfrentado cara a cara con su realidad, escupió. Y como sólo ocurre cuando un hombre soñado escupe, el escupitajo fue de fuego, y cundió el temor.
El hombre que soñaba supo que aquello no podía ser sueño suyo únicamente, ni su culpa, pues aquella criatura onírica era demasiado grande y despiadada para él, y se dijo: ¿No seré acaso yo, que soy pequeño y bondadoso y también humilde, el hombre soñado…? Y como solamente ocurre en estos casos, el hombre tuvo razón: era él en efecto el hombre soñado, y quien lo soñaba era un enorme y pérfido dragón.

Comentarios: 2

Anonymous nune:

otro gran relato, amigo, aunque veo que los antiguos están menos comentados y elgiados por tus lectores. Me gusta mucho tu estilo literario, siempre con ese punto de locura.

2/04/2006 11:14:00 p. m.  
Anonymous nune:

estoy pensando en ello desde hace unos minutos ¿es algo obtuso,o no? Pero merece dedicarle un pensamiento, o un sueño.

2/04/2006 11:19:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home