28.3.05

Un siglo sin Julio Verne

El pasado 24 de marzo se cumplieron 100 años de la muerte de Julio Verne (1828-1905), un escritor precursor de la ciencia-ficción moderna, maestro de la fantasía y de la anticipación, y para algunos casi un profeta.
Julio Verne ha tenido una influencia enorme en nuestra cultura, con obras como Viaje al centro de la Tierra (1864), De la Tierra a la Luna (1865), Veinte mil leguas de viaje submarino (1870), La vuelta al mundo en 80 días (1873), La isla misteriosa (1874-1875), o El faro del fin del mundo (1905). Aunque yo sólo he leído 3 ó 4 novelas suyas hasta ahora, la enormidad de su legado me parece evidente, y además le tengo un gran cariño, puesto que el primer libro que leí fue El eterno Adán, una obra suya bastante breve que me dejó asombrado y que nunca borraré de mi mente.
Tengo pendiente la lectura, también, de El rayo verde, y acepto más recomendaciones al respecto.

Comentarios: 3

Anonymous José L.:

20.000 leguas de viaje submarino y La isla misteriosa.

3/29/2005 06:58:00 p. m.  
Anonymous ripleyz:

a menos que puedas volver a cuando eras púber y no estábamos en plena revolución digital, yo no te recomendaría a verne.

le tengo también un especial cariño, por las aventuras que viví, porque fue uno de los primeros (sino directamente el primero) que leí de anticipación y era fantástico, pero intenté una revisión hace unos pocos años y fue un fiasco! igual no era el libro o el momento, pero creo que algunos autores deben leerse en momentos de la vida muy concretos y verne es uno de ellos.

3/31/2005 08:12:00 a. m.  
Blogger J.Álvarez:

Sí...supongo q tienes razón, pero en parte también tiene gracia leer algo q posea esa ingenuidad y esa magia de lo inocente. No leeré (al menos en un futuro cercano) las historias suyas más conocidas, pq su estilo probablemente no aporta demasiado, pero sí m apetece descubrir alguna d sus historias olvidadas de fantasía... no sé... intento leer a menudo algo de literatura infantil o relacionado (juvenil, sobre niños, cuentos clásicos...). Es como una liberación. Y el rollo ese retro-futurista de artilugios decimonónicos absurdos e ideas q hoy vemos como descabelladas también tiene su encanto. Recomendaría El Eterno Adán a quien no haya leído, pero hace tanto tiempo q igual pasa lo q tú dices: q resulta q lo leo ahora y no m merece la pena, jeejje! No sé... una reflexión interesante.

3/31/2005 09:20:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home