5.4.05

Muerte y vida

Se están produciendo fallecimientos continuamente. Fallecen emperadores, reyes, papas, nobles y empresarios, ricos y nuevos ricos. Mueren artistas, músicos, cineastas y otros muchos famosos.
Hoy hace once años de la muerte de Kurt Cobain, un hombre demasiado sensible.
Mueren también otros menos famosos, menos ricos, menos educados; seres marginales, viajeros, gente corriente, bomberos, secretarias, peones, cajeras.
El pasado 20 de marzo, por ejemplo, Hunter S. Thompson (el autor de Miedo y asco en Las Vegas. Un viaje salvaje al corazón del sueño americano) se suicidó de un balazo en la cabeza, a sus casi 70 años.
Se producen a diario sucesos sórdidos: la palman prostitutas, presos, drogadictos, delincuentes, vagabundos, inmigrantes, enfermos y proxenetas.
Y nacen siempre nuevas personas, posibles testigos de lo más bello o de lo más horrible.
Es emocionante ser humano. Vivir...

Comentarios: 9

Anonymous Ryuji Tsukazaki:

Hablando un poco de vida y muerte, parece ser que la vida de Juan Pablo II ha sido igual de lucrativa que su propia muerte.

La vida de este caballero, antes Karol Wojtyla, se inicia con la muerte (asesinato por envenenamiento) de Juan Pablo I, liderada o por lo menos consentida por él mismo.
Parece ser que Juan Pablo I quería iniciar una serie de reformas progresistas y de transparencia en la iglesia que pusieron un poco nerviosos a la vieja guardia y a la mafia, que se vieron obligados a matarlo misericordisamente (entre otros asuntos blanqueo de dinero, bancarrota de la Banca Vaticana, ...).
Juan Pablo II escogió el camino fácil para recomponer económicamente al Vaticano, y éste fue aceptar el dinero del Opus Dei a cambio de convertirlo en Prelatura Personal.

En la hora de su muerte (más que hora parecen días) resulta que millones de personas (por ahí se dice que más de cuatro millones) quieren hacerese un foto en la capilla ardiente con este sujeto.
Supongamos que cada persona que se pasea por el Vaticano deja en sus arcas unos diez euros en digamos refrescos, bocadillos, alojamiento y dádivas, ¿he dicho diez euros pero podrían ser veinte o cien o más?, pues estos devotos personajes se pueden haber embolsado entre 40.000.000 y 400.000.000 de euros (67.000.000.000 millones de ptas) sólo en los devotos peregrinos.
Después habrá que sumarles todos los derechos de los medios audiovisuales, exclusivas, libros biográficos, (¿la venta del papamóvil?) ... me estoy empezando a marear.
Espero que esta paga extra se la gaste la Curia en una gran fiesta con profesionales del sexo, porque como la utilicen para relanzar la influencia de la Iglesia en el mundo, estamos apañados.

Por otro lado, el ejemplo de comportamiento que ha dado esta masa de fervientes cristianos al mundo se parece mas a un grupo de hooligans que a lo que pretender ser:
Sacando fotos con el móvil de la capilla ardiente como si del lanzamiento de un penalty se tratara y después enseñándolas orgullosos a la cámara. No me imagino a ninguno de esos tipos haciendo lo mismo en el etierro de un familiar suyo y además saliendo sonrientes.
Generando toneladas de basura durante la larga espera en la cola (los cristianos no reciclan).
Se han tomado al pie de la letra eso de que “los últimos serán los primeros”, porque cuando les cerraron el acceso porque no cabía más gente, se intentaron colar por todos los sitios, saltaron vallas e incluso las tiraron para poder echar su fotillo.
Por la tele se han visto personas tristes porque no pudieron entrar y otras contentas cuando salieron (¿pero no era un entierro?).
Por último y, probablemente, lo que guarda más parecido con los hooligans, posiblemente sea esta cuestión:
Si eran millones de personas y las colas duraban más horas que en el Port Aventura (más de diez horas):
¿Dónde meo y cagó toda esa gente?
¿A qué debe oler ahora mismo el Vaticano?
¿Quién se encargará de limpiar toda esa mierda, los curas, las monjas o los monagillos?

Si el papa levantara la cabeza caería redondo otra vez por el hedor.

4/07/2005 06:05:00 p. m.  
Anonymous Anónimo:

Y mueren los nobles, los cantantes, los periodistas...

4/08/2005 10:43:00 p. m.  
Anonymous Anónimo:

Y mueren los nobles, los cantantes, los periodistas...

4/08/2005 10:44:00 p. m.  
Anonymous Herrera:

Desde mi más profundo ateísmo, me veo obligado a contestarte: Los cristianos que han salido de ver el cadaver del papa, pese a ser un entierro (y precisamente por eso) tienen motivos de sobra para estar contentos. El que ha sido su guía espiritual durante un huevo de años les deja, si, pero lo hace para, y de eso estan seguros, pasar a una vida mejor, con su dios creador, en el paraíso que sólo se guarda para los fieles. Además, supongo que debe reconfortar estar cerca del cuerpo, aunque sin vida, de la persona que te ha inspirado durante tu vida y quién ha estado más cerca de tu dios.

Nunca me imaginé a mi mismo diciendo esto, pero: un poquito de respeto con las religiones ajenas y con la manera de llevar la fe de cada uno.


PD: No, albo, no, no me he vuelto católico, ni del Opus, ni si quiera creyente, pero respeto y envidio a quien cree en un cielo para los justos, una posterior vida mejor y que hay alguien que te escucha y al que le puedes rezar para que te ayude. La gente lo necesita. Ellos creen en un dios, otros creemos en que nos toque la primitiva, pero todos tenemos fe en algo.

4/11/2005 12:27:00 a. m.  
Blogger J.Álvarez:

Eh, q yo no digo nada, eh?! Tampoco sé quien es Ryuji, y evidentemente no m responsabilizo de lo dicho por él (ni por ti tampoco, Herrera, of course...). Yo ni siquiera quería tocar el tema del Papa :) más q tangencialmente... Sé lo espinoso q puede resultar... y para despotricar prefiero las páginas de los demás ;)

4/11/2005 03:20:00 a. m.  
Blogger Amadís Dudu:

Herrera no está carente razón, pero de la misma manera que esa gente ha sacado fuerzas para vivir en los peores momentos de su vida gracias a la figura del Papa, otros millones de personas han muerto (y seguirán muriendo) por el mismo motivo:por creer en la figura del Papa, víctimas del SIDA por seguir un credo que les impide usar un preservativo.
Un pequeño gesto a favor del anticonceptivo por parte de Juan Pablo II hubiera supuesto que se salvaran muchísimas vidas. No creo que ni él ni su camarilla fueran ajenos a ese conocimiento, pero prefirieron el fiel continuismo de una religión a todas luces obsoleta que, remarquemos, lleva dos mil años (cuando no más) sin modificar ni una sola coma de su ideario más que algunas licencias, de forma más que de fondo. A la vista de todos queda, pués, que esta religión vive totalmente de espaldas a la realidad viva y latente que, sujetos como tu o como yo, contribuimos a cambiar día a día.
Terminaré el post de forma poco seria, citando a un grupo que seguro que el clero no debe tener en mucha estima: "...no conozco religión que pretenda tanto salvarnos a hostias..." LA POLLA RECORDS (toma ya!!!)

4/12/2005 06:57:00 p. m.  
Blogger J.Álvarez:

Creo q la razón siempre está del lado del sentido del humor. :) Eso, ante todo, que no falte... Por ejemplo, cuando muera Bob Dylan, muchos harán cachondeo al respecto y yo me sentiré terriblemente dolido y apenado si estoy vivo para saberlo... pero tendré q apechugar! jejeje! Y lo mío será un sufrimiento mucho más duro, porque no creo que mi líder espiritual vaya al cielo: el muy cabrón se ha pegao una vidorra de pecados...!
:D (Y x cierto, Bob Dylan admiraba al Papa y por eso tocó ante él hace unos años, diciendo posteriormente q había sido un gran honor.)

4/12/2005 11:51:00 p. m.  
Anonymous Juan Palomo:

Todo el mundo tiene derecho a ekivokarse. Lo digo por Bob Dylan.
Lo ves este es otra sekuela de las drogas.
Tb pudo ser una campaña de marketing.
O tb puede ser ke le cayera bien el colega Woytila.

12/14/2005 09:56:00 p. m.  
Blogger J.Álvarez:

Jeeje... Sí... lo jodido es que Dylan (fuera del escenario) se ekivoca muxo... :D aunque ekivocarse es siempre relativo, y fantástico en el fondo: es lo que hace la vida interesante...

12/15/2005 06:49:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home