19.7.05

Ampliación del campo de batalla

Ampliación del campo de batalla es el genial título con el que Michel Houellebecq publicó su primera novela, en 1994 (el título original en francés es Extension du domain de la lutte).
Hace unos meses me compré este libro porque:
a) Había oído hablar mucho y muy bien de él y de su autor.
b) Porque la portada y el titulo me conquistaron, en cuanto los tuve delante, de una forma irresistible.
La imagen de la portada, que me parece magnífica (al menos en la edición que yo tengo, de Editorial Anagrama), se titula Cats in Paris, y es una imagen de Sandy Skoglund, de 1993. Es ésta:


Cuando leí Ampliación del campo de batalla sentí como un vacío al terminarlo, pensando que acaso no era para tanto. Pero el caso es que las ideas que el libro suscitó en mí no han dejado de rondar por mi cabeza (PELIGRO: porque casi todas son corrosivas), y finalmente he acabado releyéndolo en estos días.
El libro narra la angustiosa vida de un ingeniero informático que se encuentra inmerso en una sociedad, la de la época moderna que nos ha tocado vivir, que él odia, y en la que le cuesta desenvolverse. A través de este personaje, Michel Houellebecq hace una dura crítica a la sociedad capitalista actual, llenando las páginas de ideas poderosísimas y punzantes, que ponen muchas veces el dedo en la llaga.

Este fragmento, de las páginas 112-113, define a la perfección la esencia del libro:

[+...]
“Definitivamente, me decía, no hay duda de que en nuestra sociedad el sexo representa un segundo sistema de diferenciación, con completa independencia del dinero; y se comporta como un sistema de diferenciación tan implacable, al menos, como éste. Por otra parte, los efectos de ambos sistemas son estrictamente equivalentes. Igual que el liberalismo económico desenfrenado, y por motivos análogos, el liberalismo sexual produce fenómenos de empobrecimiento absoluto. Algunos hacen el amor todos los días; otros cinco o seis veces en su vida, o nunca. Algunos hacen el amor con docenas de mujeres; otros con ninguna. Es lo que se llama la "ley del mercado". En un sistema económico que prohíbe el despido libre, cada cual consigue, más o menos, encontrar su hueco. En un sistema sexual que prohíbe el adulterio, cada cual se las arregla, más o menos, para encontrar su compañero de cama. En un sistema económico perfectamente liberal, algunos acumulan considerables fortunas; otros se hunden en el paro y la miseria. En un sistema sexual perfectamente liberal, algunos tienen una vida erótica variada y excitante; otros se ven reducidos a la masturbación y a la soledad. El liberalismo económico es la ampliación del campo de batalla, su extensión a todas las edades de la vida y a todas las clases de la sociedad.”

Comentarios: 6

Anonymous maria:

Ei, hola! he estado bastante liada y encima sin ordenador, la verdad es que ahora estoy en el trabajo así que iré rapidillo,jeje Creo que el autor define muy bien la sociedad, pues muchas personas confunden libertad con libertinaje, bueno, te dejo mi votillo y me voy, hasta otra!

7/20/2005 01:33:00 p. m.  
Blogger J.Álvarez:

Gracias por el voto! En cuanto al libro, tiene ideas muy potentes, pero dudosas, y no exentas de sarcasmo. La teoría de la ampliación del campo de batalla me parece genial. Un saludo, María, nos vemos en la bloggosfera... :)

7/21/2005 09:09:00 p. m.  
Blogger estefanía gonzález:

estoy leyendo Las Partículas Elementales. Me lo han robado y tengo que recuperarlo. Me está gustando mucho. A mí no me suele servir que me hablen de un libro, tengo que ser sorprendida por él. Y no tenía buenas expectativas (de esa manera irracional que tienen los objetos de cargarse de connotaciones positivas o negativas)sobre él.
En fin. Que sí, que está muy bien. No es el mismo libro, pero es el mismo autor. Creo que me he despertado con la manera de escribir de un niño. Como cuando quieres redactar en otra lengua e intentas desesperadamente hacer frases sencillas.
Eeehh... eso, que sí, que me gusta Houellebecq. Me quedo con una frase que decía algo así como que durante milenios el ruido de fondo de la existencia era la vida eterna. Ahora, la muerte.

7/22/2005 10:29:00 a. m.  
Blogger J.Álvarez:

Un placer leer tu comentario (y visitar tu web, ya me iré pasando por ella...), Estefanía. Me apunto el libro como uno de mis pendientes (yo he oído que es el mejor libro de su autor, y que supera al que yo comento). La frase aproximada que citas me ha llegado al alma. El tipo tiene una forma especial de llegar al fondo de las cosas... muy bueno. Un saludo! Nos leemos! :)

7/22/2005 12:31:00 p. m.  
Anonymous jose:

He leído ambos, y te digo, J.Álvarez, que si el 1º te gusto el 2º te va a encantar, seguro. UN ABRAZO.

7/22/2005 06:27:00 p. m.  
Anonymous Tom cruz:

Michael Houllebeq es una bosta! Amplia el espectro y no le creas a los periódicos.

10/24/2005 05:03:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home