1.8.05

El misterioso caso Istochnikov

Istochnikov (editado en Limbo Starr, en 2004) es el primer disco de Is, nombre artístico tras el que se esconde Isabel León, componente de Chucho y compañera sentimental de Fernando Alfaro (Surfin´ Bichos, Chucho), con el cual comparte la autoría de todas las canciones.
Istochnikov es un disco curioso y con momentos muy sugerentes, que contiene colaboraciones de varios músicos del panorama indie español, entre ellos Nacho Vegas, o Jota de Los Planetas, o el propio Fernando Alfaro. Pero lo más curioso es el nombre del álbum, tomado de un cosmonauta soviético, el coronel Ivan Istochnikov. Istochnikov, piloto de la nave Soyuz 2, que desapareció en un viaje espacial en 1968, tras recibir el impacto de un meteorito. Las autoridades soviéticas se ocuparon de silenciar el caso, no queriendo reconocer un nuevo fracaso en su estrellada (nunca mejor dicho) carrera espacial. Anteriormente, la nave Soyuz 1 se había estrellado también, provocando en ese caso la muerte del cosmonauta Komarov. Así, en el caso de la Soyuz 2, todos los comunicados oficiales aseguraron que se trataba de una nave no tripulada. Istochnikov fue borrado de los archivos, e incluso se retocó alguna foto (artesanalmente, puesto que no eran tiempos del Photoshop) para hacerlo desaparecer o conseguir que pareciese que jamás había existido.

En el disco de Is (que como ya he dicho se titula Istochnikov en honor del viajero espacial) hay una canción titulada como la nave de éste, Soyuz 2, que relata brevemente esta olvidada historia.

LETRA:

[+...]
Mi nombre es Coronel Ivan Istochnikov, soy el cosmonauta que nunca existió. La KGB me borró de todas las fotos que encontró, y borraron mi vida, que ya nunca existió. Salí de mi casa en mi nave Soyuz 2. El sistema falló, fracasó la misión, buscando extraterrestres y encontrando a Dios.


En fin, una breve odisea espacial.

Comentarios: 9

Anonymous manuel navarro:

Interesante caso el que explicas. Estos soviéticos siempre fueron unos amantes de la libertad de expresión y de comunicación, eh? XD ¡Ja ja! No conocía el caso, pero sí algo parecido con la perrita Leika. ¡Qué vergüenza de nación y de métodos!

8/03/2005 03:24:00 a. m.  
Blogger J.Álvarez:

El caso de la perra Laika también es bochornoso hasta decir basta: la nave en la que viajó en 1957 por el espacio, y en cuyo viaje alcanzó fama mundial, estaba mal aislada térmicamente, y por lo visto alcanzó temperaturas altísimas y totalmente insoportables para ella. En realidad acabó calcinada, pero el caso fue silenciado por las autoridades (cómo no), y en cuanto la nave aterrizó la perrita fue sustituida por la "Laika" cuya imagen luego se difundió por todos los medios de comunicación, una chuchilla de apariencia física muy parecida a la de la 1a. El asunto tiene algo retorcido q m pone los pelos de punta.

8/03/2005 09:23:00 a. m.  
Anonymous Monsieur Destouches:

Le recomiendo que compare su historia del cosmonauta soviético Istochnikov con la obra de Joan Fontcuberta. Cuanto más tarde en enderezar este tuerto, peor se no muestra.
De lo de la perrita Laika mejor hablamos otro día.
Afectuoso y urgente:
Louis Ferdinand

8/03/2005 06:34:00 p. m.  
Anonymous Monsieur Destouches:

"Peor se NOS muestra", quería decir, que ya bastante obtuso estaba sin necesidad de la errata.

8/03/2005 06:38:00 p. m.  
Blogger J.Álvarez:

El caso de Istochnikov es una recreación ficticia de del modus operandi soviético, pero en efecto Joan Fontcuberta inventó este personaje, que es una traducción de su nombre (y apellido). Este fotógrafo genial (al que ya conocía sobradamente por muchos de sus trabjos fotográficos (incluso he visto varias exposiciones de obras suyas), nos engaña una vez más gracias al buen uso que hace de las artes plásticas, y gracias además a su gran ingenio... :D Jejejeje...! Sorry a todos por el engaño!!!

8/04/2005 12:12:00 p. m.  
Anonymous Monsieur Destouches:

Curioso. Las ingeniosas farsas de Fontcuberta nunca han pretendido engañar a nadie. Tienen un toque burdamente naif, son bromas con un leve aroma situacionista, inofensivas y puramente posmodernas. Por ello, si de algo adolecen, es de una cierta descontextualización ideológica. Al tomar usted este caso como si su autor fuese un discípulo de Robert Conquest, transforma la risa en una cagalera galopante. Cámbiese los calzoncillos, por favor.

8/04/2005 04:00:00 p. m.  
Anonymous pablo:

Pues yo me lo había tragado! :p Q mal!!!

8/05/2005 12:22:00 p. m.  
Blogger J.Álvarez:

El engaño es uno de los pilares fundamentales del arte, y no específicamente del arte moderno. Pero sí. Mentir, engañar... la farsa, el equívoco, las impresiones erróneas, la descontextualización, las tergiversdaciones, la ambigüedad... El arte postmoderno se alimenta de todo ello, sin duda, y así yo trataré en un futuro cercano de ser incomprendido (si se me comprende demasiado bien, ¿para qué leerme? ¿para qué escribir? ¿para qué ser?), mentiroso solitario, odiado incluso, si es menester. No pretendo aleccionar, sino sorprender, atacar, golpear, hacer pensar/reaccionar. No es mi palabra sentencia, sino advertencia tan sólo, aullido, grito de fatiga en medio de la carrera.
Pienso a menudo en la gran verdad que encierra la mentira, más allá de lo que dice el cliché. Pienso en la verdad expresada a través del silencio, o a través de la mentira; y en cuanta mentira puede contener a veces una verdad. Términos y certidumbres hay que no logro entender, más bien me considero siervo del sentimiento, como un corazón palpitante que a veces puede llegar a ser tan ciego. Todo esto es una justificación improvisada, que tiene algo de aviso futuro, algo de predicción o de cambio de rumbo, algo de plan incierto que se gesta mientras se escribe. Todo esto es de algún modo el manifiesto de lo que está por venir...

8/06/2005 03:24:00 a. m.  
Blogger J.Álvarez:

(Cuando dije tergiversdaciones, quise decir, por supuesto, tergiversaciones, no me malinterpretéis.)

8/06/2005 03:26:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home