7.11.05

EL GRAN MONUMENTO GONZO

Hace ya más de medio año de la muerte de Hunter S. Thompson, el que fuera artífice de la obra de culto Miedo y asco en Las Vegas, que Terry Gilliam llevaría a la pantalla en 1998. El ideador del periodismo "gonzo" (término inventado por él, que equivaldría a algo así como “contracultural”) se suicidó de un disparo el 21 de febrero de este año. Hace poco, el último deseo del escritor se hizo realidad, puesto que su amigo Johnny Depp financió de su bolsillo (dos millones de dólares, dicen que fue el alto coste del asunto) el cañón que esparció sus cenizas, en un acto privado en memoria de Thompson en que también se encontraba Benicio del Toro (co-protagonista junto a Deep de la magistral adaptación cinematográfica). Decir que dicho cañón forma parte de un “monumento gonzo” dedicado al fallecido, que es una obra colosal de más de 45 metros de altura, más alta incluso que la Estatua de la Libertad. Ahí es nada... Ver para creer:

Comentarios: 1

Blogger J.Álvarez:

Por aportar un toque friki-dylaniano (todo tiene su lado dylaniano, je,je...) diré que Hunter S. Thompson era fanático admirador del músico Bob Dylan, hasta tal punto que le dedicó el libro de Fear and loathing in Las Vegas (Miedo y asco en Las Vegas), por su canción Mr. Tambourine Man)

11/07/2005 02:45:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home