18.3.06

El mundo del revés

Hay días en los que salgo a la calle del revés: el pasado me parece algo incierto, y camino desplazándome sobre las manos. Mis cabellos, descolgándose de mi cabeza, rozan el frío suelo como miles de antenas táctiles. Siento un latido de odio expandiéndose en mi interior, y sé lo que está por llegar. Veo primero las piernas desnudas y las faldas de las chicas que me cruzo por la calle, pero no hay en mí un afán depravado. Simplemente observo el mundo tal y como se me presenta, sin sorpresa. En mi mirada no hay humor ni curiosidad alguna; sólo la fría observación, y la resignada espera del futuro inevitable.

Más de uno, a mi paso, se detiene y me señala con jocosidad, o hace un guiño y me sonríe, como si me entendiese. No lo hace. Nada de esto despierta mi enfado. Cual piernas bien entrenadas, mis brazos dan un paso y otro y otro monótonamente, y continúan el camino que yo no he trazado.

Cuando la sangre comienza a agolparse en mi cerebro, y las venas de mi frente se inflan por el tráfico sanguíneo, la situación comienza a cambiar, y a todos les parece menos evidente lo que ocurre: observan mi rostro contraído de espanto y sufrimiento, aún sin la furia dibujada, pero no vislumbran mi auténtica desdicha, porque no conocen tampoco, como yo lo hago, el futuro inevitable.

Al transeúnte anónimo que deviene espectador le ofrezco el regalo de su indecible sobresalto: ejecuto con mis miembros la perfecta pirueta que no me pertenece, y de un salto caigo frente a él, erguido, con mis pies elegantemente asentados en el suelo. Entonces resto quieto como una estatua, y siento la atenta mirada de muchos, y sé que todos esperan la normalidad, porque mi cuerpo la simula… Pero mi cerebro y mis ojos ya están completamente inundados por una marea de sangre, hirviente y roja y viva como el mismísimo infierno, y nada de lo que está por desarrollarse les parecerá “normal”.
Ni tan sólo un segundo nos separa del estrépito del futuro inevitable.

Comentarios: 12

Anonymous jamas/igual:

¡Que hervidero de tensión y que sabieza se encierran en este texto! ¡Que gran texto has concebido, sr, Alvarez!
Si me permites diré que me encantó tu página web, y sobre todo por sus textos tan sorprendentes y llenos de sensación. ¡Un saludo desde Santiago De Chile, compañero!

3/18/2006 12:07:00 p. m.  
Anonymous Johnny Sangre:

Guaaaaaaaaa! ^_^ TAAAN BUENO COMO TE RECORDAAAAABAAA! Otro cuentecito tan bueno como siempre, amigo, y bañado en saaaaaaangre! ^_^

3/18/2006 12:51:00 p. m.  
Blogger BridgetManson:

me gusta.... me hace pensar o deduzco del texto una rutina circense que sigue el individuo a diario como un automata. no se... una vez, genial.

felicidades por lo de 20 min.
besotes

3/18/2006 03:08:00 p. m.  
Anonymous ra:

A mí me parece anormal, pintoresco y sobretodo esperpéntico, hasta un poco desagradable. De mal gusto, pero ¡ME GUSTA! ;-)

3/18/2006 03:33:00 p. m.  
Anonymous miqui:

Creo un poco lo mismo que he estado leyendo que decian los anteriores, el cuento me parece un poco sucio y anormal, o así, y pintoresco, circense, etcétera, pero también irresistible, y como chispeante... no sé: estimulante y refrescante. ¿Tantos adjetivos solo para decir que me gusta....? 8D
Me encanta el principio, eso lo de: " Mis cabellos, descolgándose de mi cabeza, rozan el frío suelo como miles de antenas táctiles."

3/18/2006 07:08:00 p. m.  
Blogger Mentenferma:

Pero quizá el no conocer el futuro invitable sea lo que nos hace seguir adelante, el hecho de... simplemente, seguir adelante.
Como un coche de éstos que echabas hacia atrás, los soltabas, y según hacia dónde lo echases, continuaban su camino o tropezaban con las patas de la mesa más cercana.
O, quizás, sea mejor no conocer ese futuro. O... vaya, todo son dudas, me temo que no puedo comentar en condiciones :S

Un abrazo.

3/19/2006 12:22:00 a. m.  
Blogger Mentenferma:

Fe de ratas... *Inevitable quería decir
Perdón por esta sigilosa incursión

3/19/2006 12:23:00 a. m.  
Anonymous virginia:

ay, ayay!!! que bueno es leer relatos como este cuando estas mal, cuando te sientes pesismista y empiezas a creer que todas las cosas van mal en tu vida. lo bueno de lugares como este en el que ahora escrito estas letras es que aqui estoy segura, porque no tengo miedo de nadie y se que nadie me puede hacer mal, y en el fondo tambien porque no se sabe bien quien soy, y asi me siento protegida a traves del ruter, de la pantalla que veo, y del teclado en el que escribo. mis sentimientos pueden ser cosa publica y tambien anonima y privada gracias a esto, y me siento bien con esta descarga. el mundo no es tan malo si encuentras tu hueco, pero a veces el sufrimiento te obliga a recluirte y luego no saves como salir otra vez. que DIOS perdone a todos los castigadores, pero el mundo puede ser bello aun asi, y nadie condenara a alguien que lo hace aun mas bello como es tu caso. yo al menos no te condeno, y te tengo ademas que dar las gracias. no te conozco, y sin embargo te quiero. porque tus palabras son serenas y hermosas, son son sabias y me hacen pensar que eres una buena persona de las que me gustaria tener cerca aunque no es asi.

de virginia para j.álvarez de el bastion de los sueños. 19.03.06

3/19/2006 04:59:00 p. m.  
Blogger J.Álvarez:

Gracias, Virginia. Sólo por mensajes como el tuyo merecería la pena seguir adelante.

En cuanto a lo de los Premios de 20 minutos: aún no se saben los ganadores. Mi web de momento es finalista en la sección de Blogs de Ficción, lo cual ya de por sí me alegra mucho. A ver si hay suerte... :)

Un saludo a todos, y hasta pronto!

3/19/2006 06:04:00 p. m.  
Blogger YOYAYOYYAYA:

Los acontecimientos inevitables, consciente de ellos pero sin poder hacer nada para cambiarlos. Te acuerdas de El Vigilante, escondido en la cara oculta de la luna, observando el proceso, procesando. Y del Doctor Manhattan, conocedor del destino, capaz de cambiarlo, pero sólo observa, observa y procesa.

3/19/2006 06:55:00 p. m.  
Anonymous albali74:

Ultimamente, para mi gusto, estás muy inspirado. Yo lo interpreto komo ver el mundo al revés y aún encima de una forma distinta, ir kontrakorriente, komo no te van a mirar raro.
Es lo weno de la literatura, kada uno puede elegir su visión.
Enhorawena. Me enkanta.
Smuaks, axuxones y feliz no kumpleaños.

3/20/2006 08:08:00 p. m.  
Anonymous cristina:

Desconcertante y un poco absurdo! ¡Precioso! :-)

3/21/2006 06:43:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home