23.4.07

El viaje de Idea (6 de 12)


Esta es la historia en doce partes de como tres amigos (Idea, Caramelo y Computadora) emprendieron un viaje extraordinario hacia El Bastión de los Sueños.

Los tres amigos, Idea y Caramelo y Computadora, continuaron por el camino llamado “BARRERA DEL MAÑANA”, sin perder la esperanza de llegar a El Bastión de los Sueños.

-Aquí encontraremos, seguro, al Monstruo del Futuro –dijo Idea, algo decaída.
-Sí –respondió Computadora-, pero parece que es nuestra única salida. Quizás hemos de enfrentarnos al mañana para poder llegar hasta el final…
-Seguramente –murmuró Caramelo, rascándose la cabeza como hacía siempre que no estaba seguro de algo.

[+...]
Avanzando por ese atajo, como ya imaginaban, no tardaron en encontrarse con Futuro, el monstruo del que habían oído hablar. Por primera vez desde que partieron de la Aldea de los Niños vieron que la luz comenzaba a perder intensidad, de manera que ahora parecía ser media tarde. Las cien cabezas del gigante que tenían delante proyectaban frente a ellos su sombra enorme e imponente en el centro del camino.

-¡Hola, hola y hola, viajeros! –exclamó Futuro- Yo soy la barrera que os separa del lugar al que pretendéis llegar. Y no permitiré que paséis, a no ser que uno de vosotros se sacrifique para que los otros dos puedan avanzar...
-Pero… -iba a decir Idea.
-¡Calla, insensata! –bramó el coloso con la potencia de sus cien voces unidas- Yo hablo y vosotros escucháis. Enfrentaos a mí o decidme a quien de vosotros puedo devorar.

Se hizo el silencio.

-¡Ahora! ¡Responded o ateneos a las consecuencias! –todo tembló ante el rugir de aquel sonido atronador como el de una multitud encolerizada.- ¿A quién de vosotros he de comerme?
-¡A mí! –gritó el niño.

Las cabezas se giraron en ese instante hacia él y le miraron sonrientes.

-Sí, tú pareces el mejor… -aprobó el gigante. Y mientras decía esto lo agarró con sus manazas y se lo llevó a la boca.
-¡Se lo ha tragado! –sollozó Idea, ocultando el rostro entre sus manos para no ver.
-Creo… -empezó a decir Computadora mirando al suelo apenada- creo que era su destino.
-¡Exacto, niña! Era su destino ser comido, y ¡estaba de verdad muy bueno! Ja, ja, ja…

La risa resonó mientras el ser se desvanecía en la nada, dejando a solas a las dos muchachas. La más pequeña había quedado conmocionada por aquel suceso inesperado.

-¿Sabes, Idea? Creo que de alguna forma entiendo lo que ha ocurrido: cada cual tiene un fin en su vida, tanto aquí como en el mundo real. Siempre supuse que no existía nada que fuera el Hogar de Mayor… ¿No te das cuenta de que en nuestro viaje no hemos visto adultos aquí, ni a nadie más…?
-Sí, pero… no lo entiendo.
-Sólo hay niños, y nosotros representamos todas las cosas que se necesitan para que funcione el mundo real. No existe ningún “Hogar de Mayor”, sino el mundo de los adultos al que nacemos cuando abandonamos la Aldea de los Niños. Por eso no se nos dice que hay en realidad más allá del poblado. Si Caramelo se hubiese dirigido a su Hogar de Mayor, hubiese ido a parar a ese mundo, donde hubiese sido comido. Pero creo que aquí todo es distinto: nosotros escogimos seguirte e ir más allá… y aquí de algún modo funcionamos como símbolos de las cosas reales. Y para completar nuestro crecimiento hemos de atravesar esta barrera…
-No estoy segura de comprenderte… -la interrumpió Idea- ¿Quieres decir entonces que puede ser que Caramelo no haya muerto?
-Claro que no: nadie muere aquí, únicamente nos hacemos mayores, sólo que, en vez de pasar a la otra realidad, nosotros nos quedaremos en la dimensión de los sueños para siempre. Creo que le volveremos a ver.
-¿Cómo sabes todo eso, Computadora?
-He estudiado mucho durante años, y ahora empiezo a entender muchas cosas que antes intuía, o sólo sabía a medias. Creo que debemos continuar por este atajo: en cualquier caso es mejor arriesgarse que seguir vagando hacia ningún lugar, ¿no crees?
-Sí –afirmó Idea-. Tienes razón. Ya me siento mejor. Sigamos.

Ahora la distancia hasta el Bastión de los Sueños se había recortado a la mitad, y las dos amigas continuaron caminando entre coloridas praderas y bosques frondosos. La ausencia de Caramelo las hacía entristecer, pero las reconfortaba su mutua compañía.



Ir al Índice de episodios.

Comentarios: 5

Anonymous orugasordomuda:

No había leído aun ningún capitulo de esta historia, y ahora que me los he leído todos estoy ansioso de ver la continuación. Me encanta.

4/23/2007 03:40:00 p. m.  
Blogger Lucifer:

Has captado la esencia de mis palabras precisamente al dejar ese comentario en esa entrada "primera y capital".

Sí, el ser humano es impredecible, como cualquier otro ser vivo de la naturaleza, e incluso de todo lo que no está vivo y que permanece en el tiempo acaba consumiéndose con su destino..

No tenemos más dignidad que un insecto, no somos nada más que insectos.

Un saludo

4/23/2007 04:39:00 p. m.  
Blogger roc21:

Estoy enganchado con esta historia, muy buena en verdad.

Saludos.

4/23/2007 07:22:00 p. m.  
Anonymous sandra:

es maravilloso, emocionante y tan tierno!

4/24/2007 12:09:00 p. m.  
Blogger Yol:

caray, tengo tarea de ponerme a leer con calama los 6 capítulos de la historia, mañana en mi día de descanso lo hare, lo prometo

Espero la salud marche bien, besos y abrazos estrellados

4/30/2007 04:46:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home