18.7.06

Primal Scream y todo lo demás (1 de 2)

(Esta narración es algo parecido a un reportaje gonzo en dos partes sobre la actualidad musical en España en los últimos meses (centrado sobre todo en la ciudad de Barcelona, y también en Madrid), que incluye opiniones sobre el Primavera Sound (1-2-3 de junio) y Summercase (14 y 15 de julio) de este 2006.)

El film 24 Hour Party People de Michael Winterbottom, estrenado en España en el 2003, lo ilustraba a la perfección: el joven que ha experimentado la desaforada diversión del baile nocturno, entre luces y sonidos estridentes, ve como la realidad del día siguiente se convierte en un decorado gris al que le falta la saturación de colores de los neones, de los focos… Y echa de menos el sudor, la cercanía de las masas afines a él bailando a su alrededor, el éxtasis…

Eso mismo siente todo aquel que experimentó la hermandad y la euforia del baile en las pistas del Summercase 2006, tanto en la ciudad de Madrid como en Barcelona. La alegría máxima de los colorines y luces de la noche han terminado, y el polvo de la cotidianeidad que vuelve a respirar le llena el corazón de un anhelo más que comprensible.

La ciudad de Barcelona, esa gran urbe moderna y nictálope de belleza mediterránea, vivió su apogeo musical el sábado 15 de julio cuando, cerca de la medianoche, se disfrazó de Manchester (perdón, de Madchester) con las vitamínicas actuaciones de los resurgidos Happy Mondays (liderados por la voz del genial Shaun Ryder, y con el infatigable Bez aún dando palmas y saltos como si nada), luego con New Order (los héroes de la electrónica que una vez fueran Joy Division), y más tarde con la incomparable descarga de energía de Primal Scream.

Primal Scream

Bobby Gillespie, el glamouroso líder de Primal Scream.

[+...]
Y con Primal Scream llegó el momento mágico, el punto álgido para todas aquellas almas congregadas, sedientas de ese néctar puro y concentrado que sólo el mejor rock and roll es capaz de ofrecerles. Nadie sabe que acciones lleva a cabo el líder de este grupo en sus ratos libres: Bobby Gillespie (ese icono del rock elegante y raquítico, con su aspecto de yonki y sus movimientos y actitud marrullera que recuerdan a Iggy Pop y a Mick Jagger) apareció con una brecha en su nariz que hablaba de peleas, de malos hábitos. Pero cuando Bobby Gillespie y su grupo abren ante el flipado público su muro de sonido devastador y las primeras notas de Moving’On Up suenan en el escenario, entonces la maquinaria de Primal Scream se pone en marcha con su urgencia devastadora, y comienza el concierto de la banda con el sonido más poderoso de la actualidad, unos tipos infalibles en directo que aún se divierten tocando, y que hacen vibrar a propios y extraños con esa intensidad arrolladora, mezcla de electrónica y rock. Primal Scream suenan explosivos, como una bola de energía de colores saturados que nos transporta al cielo (o mejor dicho, al infierno), con sus canciones nuevas (de su excelente y recién estrenado disco Riot City Blues, un retorno al rock primigenio con toda su energía intacta, y con temas que ya suenan a clásicos, como Country Girl o The 99th Floor, por citar sólo dos), y con su repertorio de antaño, esa artillería pesada en constante proceso de cambio que no deja de impresionar e inspirar respeto (como no lo hace un volcán en erupción). Pero esa batidora rítmica de ruidos desenfrenados llega a su fin, llevándose los sonidos de esos Rolling Stones futuros, esos alaridos cercanos a un Bob Dylan acelerado y postmoderno, esos ritmos bailables, ese rock rugiente y furioso…
El “grito primario” de esos terroristas sonoros que son Primal Scream, al acabar, deja un eco de profundo vacío en los corazones de la audiencia.


El lunes, 17 de julio, montones de cuerpos endebles (unos jóvenes, y otros ya no tanto) vagan por las calles de Barcelona y Madrid con sus mentes torturadas por los ritmos desaparecidos tras finalizar el festival Summercase; sus corazones laten al compás de una música que ya no existe. Son drogadictos y poetas, borrachos y gentes extrañas que se sienten débiles sin el poder de la cocaína y de las anfetaminas, que flaquean sin el sosegado placer en sus cuerpos del éxtasis y del alcohol. Echan de menos la música al máximo volumen, los cuerpos saltando, la luminosa oscuridad de plenitud nocturna. Sin todo ello sienten que no son nada, que son como una célula arrancada del conjunto que le da vida.

(Quiero dedicar todos los desvaríos de este artículo a Juanma, Cristina, Joan y Rodri. De ellos son casi todas las ideas y frases inspiradas que nutren este texto. Mía es sólo la pluma que las transcribe.)

Comentarios: 14

Anonymous manuel:

Yo fui uno de esos "drogadictos y poetas, borrachos y gentes extrañas que se sienten débiles sin el poder de la cocaína y de las anfetaminas, que flaquean sin el sosegado placer en sus cuerpos del éxtasis y del alcohol" en la edición de Madrid del Summercase, tío. :-) Eso que dices con ese aire poético/gonzo se aproxima mucho a lo que he sentido. Buena crónica a lo Kerouak. Un abrazo.

7/18/2006 11:55:00 a. m.  
Anonymous EL RUIDO CONTROLADO:

QUE BESTIAS SON PRIMAL SCREAM!! ES VERDAD!

7/18/2006 12:35:00 p. m.  
Anonymous man:

Totalmente de acuerdo, pero con algunas excepciones. En la misma edición del Summercase de Barcelona estuve yo, y sin nada de anfetaminas ni quimica adicional en mi cuerpo mas que unas simples cervezas y mucha dosis de diversión.

7/18/2006 04:34:00 p. m.  
Blogger YOYAYOYYAYA:

Enhorabuena por las letras, si fuera propietario de una revista musical sin duda te contrataría a muy buen precio.
Hace más de 10 años tuve la suerte de ver en la plaza de toros de las ventas de Madrid a esta banda teloneando a Red Hot, guardo un muy buen recuerdo de la actuación, la gente no paró de saltar a pesar de los monstruos que venían luego, se hizo la oscuridad total y de pronto unas llamas que aparentemente salían de las cabezas de unos tíos empezaron a botar al ritmo de un bajo contundente. Buen concierto. Buenas bandas. Buen recuerdo

7/18/2006 05:42:00 p. m.  
Anonymous johnny sangre:

Oye, Man, pues leyendo la crítica del festival que hace el sr. mandamás de el bastion de los sueños me entran unas ganas locas de ver a los primal scream, pero leyendo la tuya en tu pagina, con esa falta de entusiasmo y tanta critica... pues nosé, parece que no te gustó tanto. Prueba con drogas
^_^
(lo siento, soy pelín cabrón)

7/19/2006 02:26:00 a. m.  
Anonymous man:

Eh Johnny!Primal Scream estuvo impresionante!! y como otros tantos conciertos. Yo solo hice una crítica de la organización del festival, que sigo pensando que están bastante verdes en el tema y que espero que mejoren en los proximos años.

En el Summercase me divertí con The Spinto Band, me dejé llevar con Sigur Ros, Massive Atack, Primal Scream brutal, y me gustaron otras muchas actuaciones. No tengo nada en contra de lo que dice la entrada del blog, es mas me parece impresionante y J. Alvarez sabe como redactar bien bien.

Voy a mil festivales y conciertos y en todos ellos lo paso genial, a mi rollo y en mi mundo y sin tomar drogas. Voy a seguir sin hacerlo, no las necesito. Respeto al que las toma mientras me respete a mi, cada uno a lo suyo, faltaria mas.

Nada mas, nos vemos en la barra!!

7/19/2006 09:11:00 a. m.  
Blogger J.Álvarez:

Creo que lo que nadie duda es que Primal Scream fueron increíbles. Ayer estuve escuchando el Diario Pop de Radio-3, y también coincidían en lo mismo... ¡ah! y Jesús Ordovás dijo que Country Girl era la canción del verano! :D Ojalá todo el mundo pensara igual!
La crónica (que en estos días terminaré, colgando la 2ª parte) pretendía estar escrita desde un punto de vista subjetivo-alucinógeno cuyo tono no se corresponde (que quede claro) con mis pensamientos. Las opiniones de los conciertos son mías, pero el resto de observaciones son en su mayoría bromas. Espero que no den lugar a discusiones ni malos rollos.
Un saludo a todos! Y a pasarlo bien! (con o sin drogas,je,je) :)

7/19/2006 12:04:00 p. m.  
Anonymous Alvaro:

en manchester hubieran dicho :Que coño es "nictálope"????.

Lei (creo que en El Pais, que como siempre se nutren de criticos musicales de lo mas baboso) que el concierto de New Order fatal...que si tenian mal aspecto o muy viejos y tal...¿Como se puede ser tan gilipollas? la típica pose a lo Rock delux...Cogen el pasado de un artista (que les guste,claro) se adueñan de el y creen que ese momento ajeno les pertenece, que la gloria merecida en ese momento por el artista en cuestion tambien de alguna forma es del critico, y no se dan cuenta que la gente simplemente envejece, pero claro ellos se adueñan de esa "foto" del otro que tienen en sus putas cabezas del mito que se han hecho a su completa medida.
Por ejemplo adoraran a iggy pop (yo tambien claro) porque dirán que se mantiene en perfecta forma fisica sobre el escenario (que para un artista rock es a veces muy importante)...y claro que iggy esta en muy buena forma...pero aun asi no se puede comparar a un concierto de los Stooges a finales de los 60´s o principio de los setenta,pero de eso simplemente no tendran ni puta idea...
Yo por ejemplo hubiera quedado contentisimo de haber podido ver en barcelona a The Who...porque no podria pedir mas en ese sentido,...y ya flipo cuando los veo en pelis de conciertos recientes,...
No se si me he explicado,pero me gustaria que me dijeras como fue el concierto realmente,me refiero a New Order claro...

7/19/2006 03:51:00 p. m.  
Blogger J.Álvarez:

Todos los titulares que y artículos q he leído sobre el Summercase en los diferentes medios dicen que los triunfadores fueron Primal Scream y Daft Punk, y estoy de acuerdo, yo y quienes vinieron conmigo comentamos eso mismo. Eso no quiere decir que New Order fuesen malos, pero desde luego no estuvieron a la altura...

7/21/2006 01:32:00 a. m.  
Blogger J.Álvarez:

Todos los titulares que y artículos q he leído sobre el Summercase en los diferentes medios dicen que los triunfadores fueron Primal Scream y Daft Punk, y estoy de acuerdo, yo y quienes vinieron conmigo comentamos eso mismo. Eso no quiere decir que New Order fuesen malos, pero desde luego no estuvieron a la altura...
Ya los habíamos visto el año pasado en el Primavera Sound, y allí estuvieron mejor que esta vez, además de que el repertorio y el tratamiento de él no habían cambiado ni evolucionado. Este año sonaron menos compactos y, pese a su enorme profesionalidad que impide que den un concierto malo, la cosa no fue del todo como nos esperábamos, ya digo.

7/21/2006 01:35:00 a. m.  
Anonymous jordi82:

Es cierto: los Primal, lo mejor, tío. Estoy completamente a favor de lo que dices, y Mew Order estuvieron un poco flojos, es verdad, porque entre otras cosas, la voz de su cantante no respondió como debiera. Un abrazo!

7/21/2006 11:33:00 a. m.  
Anonymous alvaro:

Lo que ocurre con new order es lo que ya les ocurria como Joy Division: o te daban conciertos flojos o uno memorable, siempre les ha pasado, y lo que esta claro es que tocar siempre la misma "mierda" cansa...no se.

7/21/2006 06:18:00 p. m.  
Blogger J.Álvarez:

Cuando los vimos la primera vez en el Primavera Sound del año pasado nos gustaron mucho, a pesar de las críticas desfavorables q tuvo ese concierto yo creo q fue buenísimo, pero en éste los noté flojos, querían sonar más rockeros y sonaban algo descacharrados. El repertorio, además, era el mismo... Los dos conciertos han sido bastante seguidos, pero creo q tienen muchas más canciones potentes, las suficientes como para introducir más cambios y sorpresas en directo...

7/24/2006 01:54:00 a. m.  
Anonymous Anónimo:

Sí, yo estuve viendo a New Order en Bracelona en el Summercase y como dice J.Álvarez sonaron bastante apagados y sin fuerza. En cambio Primal Scream, con el busca peleas de Bobby Gillespie a la cabeza, son lo más del momento, los mejores del mundo en directo, seguro. Hasta otra!

[SERGI D.]

8/11/2006 06:26:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home