20.8.06

Nacho Vegas: desapareciendo

El 18 de septiembre se publica El tiempo de las cerezas, álbum doble de Burbury & Vegas que será editado por EMI. Grabado por Paco Loco en el Puerto de Santa María y mezclado en Figueres (Girona) por Jordi Mora, el álbum ha sido masterizado por Greg Calbi (Bob Dylan, Television, The Strokes) en Sterling Sound, Nueva York.

Nacho Vegas (Gijón, 1974) ha editado hasta el momento tres álbumes sensacionales: Actos inexplicables (2001), Cajas de música difíciles de parar (2003), y Desaparezca aquí (2005), mejor disco nacional del año pasado según esta web. Además ha editado los epés: Miedo al zumbido de los mosquitos (2002), Canciones desde palacio (2003), y Esto no es una salida (2005). Hace muy poco se ha reeditado su primer libro, Política de hechos consumados (Relatos monólogos y poemas), un conjunto de textos recopilados que sirve para que todos aquellos que admiramos su figura averigüemos quien era. Porque parece haber decidido dejar de ser él mismo, o al menos así lo asegura en los textos finales de este libro iluminador que he tenido el placer de leer recientemente, y también en sus últimas grabaciones, Desaparezca aquí y Esto no es una salida. A la espera de su resurrección artística al lado de Enrique Bunbury (con el inminente El tiempo de las cerezas, de Burbury & Vegas), probablemente ya bajo otra piel; paso a transcribir un apunte de su genialidad, el poema que cierra el mencionado libro:

Tengo un reproche que hacerle al mundo.
Lo culpo por haber desatado sobre mí
toda la furia de este mal incurable,
de esta patología del espíritu:
El doble don de la sensibilidad suficiente
para apreciar las cosas buenas y sencillas,
y la absoluta incapacidad para disfrutar de ellas.
No es la mala vida la que me mata, no;
es la vida toda
y mi conciencia extrema de ella
-vislumbre de la muerte.
Primero maldigo. Luego
reclamo un poco de atención:
Dimito como ser humano.


En la contraportada del libro puede leerse lo siguiente:

“Nacho Vegas nos ha dado un puñado de páginas en las que se pasa las noches y muchas mañanas siendo infiel, insoportable, violento, pasivo, sincero, mentiroso, egocéntrico, huidizo, miedoso, cínico, golpeado y ofendido con él y con el mundo, unas páginas que hieren y duelen cada vez que reta a duelo a un lector que creía saberlo todo y termina por querer saberlo todo.”

Lo cierto es que cuando creemos entender a Nacho Vegas éste tiende a desaparecer.

Comentarios: 2

Blogger Cel.lia:

me apunto el libro y el CD

8/21/2006 12:09:00 a. m.  
Anonymous Anónimo:

Bunbury es un picha corta, o eso dicen

9/11/2006 02:01:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home